Quiénes
somos.

Hasta el Cielo Store es más que una tienda, es una necesidad por descubrir la verdadera belleza de los lugares donde compartimos importantes momentos y donde florecemos.

Es una invitación a disfrutar libre y naturalmente nuestro  hogar, nuestra habitación o cualquier lugar donde pasamos tiempo. Es una oportunidad de poder dar un detalle y hacer sentir especial a alguien de forma perdurable. Perdurable como lo es la belleza de todas las creaciones que ofrecemos.

Nuestra misión es contribuir siempre de alguna manera con cada una de las personas que giran alrededor de nuestro negocio ya sea con el desarrollo económico de alguna comunidad de artesanos o con lograr brindarte por medio de nuestros productos un entorno lleno de amor, calidez, paz y libertad.

Si eres amante del estilo Boho, Nórdico, Vintage, Wabi-Sabi, Ecléctico, Rústico,  ¡este es tu lugar!

“Hasta el Cielo Store me recuerda cada día,
que el cielo es el límite”​

¡Acerca de mí!

Hola! Soy Scarlett, Fundadora de Hasta el Cielo Store y voy a contarte un poco de mi.

Inicio contándote que las flores secas y otros productos que te ofrecemos en nuestra tienda no llegaron a mi vida como una idea inicial de Negocio.

Hasta el Cielo Store llega a mi vida como  respuesta de Dios a muchas peticiones que he hecho en mi vida!  Así es!

Trabajé por más de 10 años en el mundo de los Medios Publicitarios, algo que siempre me apasionó y disfruté (Tomé la difícil decisión de dejar mi trabajo “estable” para poder seguir este sueño).

Estudié Ciencias de la Comunicación y un MBA con especialización en Mercadeo, soy mamá de dos chispitas , mi compañero de vida es un hombre maravilloso, soñadora, un poco alma rebelde pero siempre  en búsqueda de ser mejor persona. Pase  varios procesos en mi vida y hoy Dios me tiene aquí haciendo algo que realmente amo y me hizo sentir apasionada nuevamente  pero sobre todo por medio del cual puedo llegar a muchas familias para recordarnos la belleza que hay dentro de nuestros hogares.

Hasta el Cielo Store me recuerda cada día, que el cielo es el límite.

¡Gracias por ser parte de este sueño!